Gastos hormiga: Pequeños gastos que afectan tu economía

gastos hormiga

¿Has notado que el dinero que ganas se esfuma como por arte de magia? Muchas veces esto no se debe a que generes pocos ingresos, sino a que no estás siendo consciente de todo lo que gastas en contraste con todo lo que ganas. Si te tomas el tiempo de sentarte a elaborar un presupuesto personal, quizá te des cuenta de que si comparas tus ingresos con tus egresos necesarios, te queda bastante dinero para lo que necesitas e incluso para invertir en un negocio o en fondos mutuos. Entonces, ¿qué está pasando? Lo más probable es que mucho del dinero que te “falta” se esté yendo en gastos hormigas. 

Si no sabes qué son los gastos hormiga y por qué están impidiendo tu crecimiento económico, en esta publicación te contamos más sobre ellos, cómo identificarlos y cómo puedes quitarlos de tu mes a mes.

¿Qué son los gastos hormiga?

Hay gastos dentro de nuestro presupuesto personal que son necesarios. Por ejemplo, el pago de los servicios de luz, agua, el alquiler de la casa, los gastos en los insumos para la comida diaria, entre otros similares. Estos gastos son necesarios porque privarte de ellos te hace difícil llevar una vida cómoda y funcional. 

Sin embargo, también existen los llamados “gastos hormiga”, como comprar café en la calle o suscribirse a servicios de streaming que no se usan. Aunque parezcan insignificantes, pueden sumar una cantidad considerable si no se controlan adecuadamente.

Entonces, si tenemos que definir los gastos hormiga, lo podríamos sintetizar como aquellos gastos pequeños y recurrentes que realizamos de manera habitual, pero que individualmente parecen insignificantes. Sin embargo, cuando se suman a lo largo del tiempo, pueden representar una porción significativa de nuestro presupuesto total.

que son los gastos hormiga

¿Cómo identificar los gastos hormiga?

Dicho lo anterior, ¿cómo puedes darte cuenta que tienes gastos hormiga? ¡Hay una forma sencilla! Lo más simple es elaborar tu presupuesto personal donde puedas detallar todos tus gastos mensuales. Al hacerlo, es importante incluir tanto los grandes gastos como los pequeños. 

Cuando tengas tu presupuesto, revisa tus gastos y busca aquellos que se repiten con frecuencia en cantidades pequeñas. Estos suelen ser los gastos hormiga. Además, presta atención a los gastos que realizas de manera impulsiva o sin una planificación previa; ya que también pueden ser indicativos de este tipo de gastos.

Otra forma de identificar los gastos hormiga es llevar un registro diario de tus gastos. Puedes hacerlo utilizando una aplicación móvil, una hoja de cálculo o simplemente anotando tus gastos en un cuaderno. Al registrar todos tus gastos, podrás identificar fácilmente aquellos que podrían considerarse como gastos hormiga.

¿Cómo superar los gastos hormiga?

La elaboración de un presupuesto personal es la base para superar los gastos hormiga, ya que te permitirá tener conciencia sobre ellos. Lo que sigue es un compromiso de tu parte para superarlos. Incluso podrías destinar un porcentaje de tus ingresos (5% o 10%) para este tipo de gastos, así podrás mantener algunos, pero de forma consciente, sin afectar el pago de tus deudas o tus planes de ahorro e inversión.